Cafés finos de Costa Rica: ¡Elija lo mejor para su mesa!

Hasta hace algunos años, circuló la creencia popular de que la industria cafetalera destinaba a la exportación los cafés de más alta calidad y dejaba “la chatarra” para el consumo nacional.

Al margen de las antiguas conjeturas, lo cierto es que el sector cafetalero ha venido evolucionando hacia la producción de calidad, como una fórmula indispensable  para mantenerse competitivo en los mercados nacional e internacional.

Costa Rica, con un aporte de apenas el 0.035% del café que se consume en el mundo, de acuerdo con informes de la Organización Internacional del Café (OIC) no puede competir por volumen, pero sí lo está haciendo con calidad.

Cafés finos de Costa Rica

Calidad para todos

Los caficultores apuntan a una producción de excelencia, que privilegia tanto a los consumidores extranjeros más exigentes como a la comunidad nacional, sobre la base de la experiencia, el conocimiento aportado por la investigación científica y mejores prácticas culturales.

Hoy, el caficultor siembra y produce de acuerdo con las recomendaciones de un Plan Nacional Cafetalero que incluye un listado de recomendaciones relacionadas, entre otros aspectos, con las variedades más productivas, más resistentes a las enfermedades y de mejor calidad, de acuerdo con cada una de las ocho zonas productoras en que se divide el país.

La producción cafetalera se desarrolla con base en los resultados de las investigaciones realizadas por diversas entidades, el liderazgo del Instituto Nacional del Café (ICAFE) y el estímulo de la Asociación de Cafés Finos de Costa Rica.

Los resultados de la iniciativa de la Asociación se materializan en proyectos del prestigio de la “Taza de Excelencia”, el “Campeonato Nacional de Baristas”, el “Campeonato Nacional de Catadores” y el festival “VIVA EL CAFÉ”.

Para lograr el objetivo, la Asociación desarrolla programas abiertos al público, relacionados con la importancia del cuidado del grano de café, desde el cultivo hasta la taza, a través de cursos de barismo, catación, beneficiado y tueste.

Todos estos aportes vienen a consolidar y perfeccionar las prácticas culturales que han prevalecido en la producción cafetalera de Tarrazú, un área que ha atraído diversos reconocimientos nacionales e internacionales, por la alta calidad de su café.

Los cafés de CoopeTarrazú

Este es el ámbito en que se encuentra CoopeTarrazú, una cooperativa que aglutina a cinco mil productores de la Zona de Los Santos que exporta el 92% de su café, a los mercados de Estados Unidos, Europa, Asia, Australia y Nueva Zelanda.

Exportamos directamente el 78% de nuestra producción; comercializamos el 14% a través de exportadores locales y reservamos el 8% al consumo nacional con las marcas La Pastora y Buen Día, en las categorías clásica, gourmet y de reserva especial.

Un producto como La Pastora, reconocido por su alta acidez, cuerpo medio, grano extra duro y muy buen aroma, es uno de los cafés finos de Costa Rica disponibles en nuestros centros de comercialización o a través de nuestra tienda virtual.

El café de Costa Rica es producido con el respaldo del conocimiento científico, el respaldo tecnológico y la implementación de las mejores prácticas culturales, lo que puede estar usted seguro de que, al comprar nuestros productos, está eligiendo lo mejor para su mesa.

Consuma nuestro café, es certificado y de alta calidad.